Hernández, un barrio asediado por la contaminación


Ayer estuve en el barrio de Hernández, conversamos con las vecinas del comedor “Sueños Cumplidos” que nos contaron que todos los días reciben cerca de 140 chicxs que llegan a retirar el almuerzo. El año pasado cuando abrieron solo concurrían 25 menores, este incremento es reflejo de la dura situación económica que el gobierno niega.


Uno de los problemas acuciantes en el barrio es la Cantera de 514 que funciona como depósito ilegal de basura; fue montado por la Municipalidad durante la gestión de Bruera y Garro continúa sin solucionar, pese a las advertencias del OPDS.


El grado de contaminación del lugar genera olores nauseabundos que afectan las vías cardiorespiratorias y hace que proliferen roedores que ingresan a las casas, poniendo en riesgo la salud de la comunidad.


Pero, además, todos los veranos lxs vecinxs del barrio tienen problemas con la presión del agua y este año lo padecieron más que nunca durante las olas de calor. Y ante la falta de preocupación de la delegación, a los vecinxs no les queda otra solución que tener que comprar bidones de agua para poder preparar las comidas.

video